Mar 21

Esta tarde he visto la versión original (no podía ser de otra manera) de Jesucristo Superstar. Qué peliculón. Creo que es la única película en la que aparece más LSD que agua en pantalla.

Afuera está lloviendo.