Mar 28

En resumen:

  • Para obtener una tonelada de uranio, hay que producir 666 toneladas de residuos “peligrosos”, que lo serán durante miles de años. Una central nuclear “normal” gasta 200 toneladas de uranio, lo que produce en total 133.200 toneladas de desperdicios.
  • Se necesitan cantidades ingentes de agua para procesar uranio, y casualmente, las minas suelen estar en lugares muy áridos.
  • Una vez consumido el combustible, se generan residuos aún más peligrosos que serán radiactivos durante varias decenas de miles de años.